CETMAR y sus socios en MARINER presentan nuevos conocimientos y herramientas para la lucha contra vertidos marítimos de sustancias químicas

Reforzar la cooperación regional en lo que se refiere a la planificación, preparación y respuesta a los vertidos marítimos de sustancias químicas consideradas como nocivas y potencialmente peligrosas (SNPP) fue el objetivo de los socios de MARINER en estos últimos dos años de traballo.

Los principales resultados de este proyecto, financiado por la Comisión Europea, se dieron a conocer hoy en la sede de la Fundación CETMAR, coordinador y miembro de esta iniciativa junto a otras instituciones gallegas como INTECMAR,  Servizo de Gardacostas y la Universidad de Vigo.

InauguraciónLa apertura de esta conferencia corrió a cargo de la directora-gerente del Centro Tecnológico del Mar, Paloma Rueda Crespo, quien resaltó la importancia del trabajo desarrollado en el marco de este proyecto. “Disponer de mecanismos de coordinación bien ensayados y compartir recursos, conocimientos y experiencia es crucial para que la respuesta a la contaminación marítima sea eficaz”, afirmó.

Las acciones del consorcio MARINER, en el que participaron instituciones de Reino Unido (Public Health England), Francia (CEDRE) y Portugal (CIIMAR e Bentley Systems), permitieron avanzar en los protocolos y equipos de respuesta a los vertidos de este tipo de sustancias químicas y desarrollar nuevas herramientas de predicción de su comportamiento y de su impacto ambiental en el medio marino.

El proyecto permitió además recopilar y hacer accesibles los conocimientos y recursos generados en los proyectos de investigación y desarrollar materiales de formación, además de una herramienta que facilite el desarrollo de ejercicios de lucha contra este tipo de contaminación marítima, adaptable a diferentes entornos regionales.

Consorcio MARINERPara desarrollar todos estos trabajos, los socios de MARINER contaron con la colaboración de un panel consultivo formado por autoridades nacionales y rexionales con competencias marítimas y medioambientales en los cuatro países implicados, y que contribuyeron a que las actividades y resultados del proyecto sean acordes con las necesidades de las organizaciones a cargo de la preparación y respuesta ante la contaminación marítima.

Además de Gardacostas de Galicia participaron en dicho panel consultivo representantes de Salvamento Marítimo (Sasemar); del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (División de la Protección del Mar); de la  Direcção Geral da Autoridade Marítima de Portugal; de la Maritime & Coastguard Agency de Reino Unido, y del Ministère de la Transition Ecologique et Solidaire de Francia.

Financiado por la Dirección General de Protección Civil y Ayuda Humanitaria de la Comisión Europea, el proyecto MARINER es fruto del espacio de colaboración creado en los últimos años a través de los proyectos ARCOPOL que, coordinados por la Fundación CETMAR, dinamizaron una masa crítica de organizaciones trabajando en la mejora de las capacidades para responder a vertidos de hidrocarburos y sustancias químicas consideradas como SNPP.

Esta entrada fue publicada en Novedades. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.